9 de abril de 2014

23 de marzo de 2014

Discurso de dimisión de Adolfo Suárez (1981)


“Hay momentos en la vida de todo hombre en los que se asume un especial sentido de la responsabilidad." Adolfo Suárez

Yo creo haberla sabido asumir dignamente durante los casi cinco años que he sido presidente del Gobierno. Hoy, sin embargo, la responsabilidad que siento me parece infinitamente mayor.

Hoy tengo la responsabilidad de explicarles, desde la confianza y la legitimidad con la que me invistieron como presidente constitucional, las razones por las que presento, irrevocablemente, mi dimisión como presidente del Gobierno y mi decisión de dejar la presidencia de la Unión de Centro Democrático.

No es una decisión fácil. Pero hay encrucijadas tanto en nuestra propia vida personal como en la historia de los pueblos en las que uno debe preguntarse, serena y objetivamente, si presta un mejor servicio a la colectividad permaneciendo en su puesto o renunciando a él.

He llegado al convencimiento de que hoy, y, en las actuales cirscunstancias, mi marcha es más beneficiosa para España que mi permanencia en la Presidencia.

Me voy, pues, sin que nadie me lo haya pedido, desoyendo la petición y las presiones con las que se me ha instado a permanecer en mi puesto, con el convencimiento de que este comportamiento, por poco comprensible que pueda parecer a primera vista, es el que creo que mi patria me exige en este momento.

No me voy por cansancio. No me voy porque haya sufrido un revés superior a mi capacidad de encaje. No me voy por temor al futuro. Me voy porque ya las palabras parecen no ser suficientes y es preciso demostrar con hechos lo que somos y lo que queremos.

Nada más lejos de la realidad que la imagen que se ha querido dar de mí con la de una persona aferrada al cargo. Todo político ha de tener vocación de poder, voluntad de continuidad y de permanencia en el marco de unos principios.

Pero un político que además pretenda servir al Estado debe saber en qué momento el precio que el pueblo ha de pagar por su permanencia y su continuidad es superior al precio que siempre implica el cambio de la persona que encarna las mayores responsabilidades ejecutivas de la vida política de la nación.

Yo creo saberlo, tengo el convencimiento, de que esta es la situación en la que nos hallamos y, por eso, mi decisión es tan firme como meditada.

He sufrido un importante desgaste durante mis casi cinco años de presidente. Ninguna otra persona, a lo largo de los últimos 150 años, ha permanecido tanto tiempo gobernando democráticamente en España.

Mi desgaste personal ha permitido articular un sistema de libertades, un nuevo modelo de convivencia social y un nuevo modelo de Estado. Creo, por tanto, que ha merecido la pena. Pero, como frecuentemente ocurre en la historia, la continuidad de una obra exige un cambio de personas y yo no quiero que el sistema democrático de convivencia sea, una vez más, un paréntesis en la historia de España.

Trato de que mi decisión sea un acto de estricta lealtad.

De lealtad hacia España, cuya vida libre ha de ser el fundamento irrenunciable para superar una historia repleta de traumas y de frustaciones; de lealtad hacia la idea de un centro político que se estructure en forma de partido interclasista, reformista y progresista, y que tiene comprometido su esfuerzo en una tarea de erradicación de tantas injusticias como todavía perviven en nuestro país; de lealtad a la Corona, a cuya causa he dedicado todos mis esfuerzos, por entender que sólo en torno a ella es posible la reconciliación de los españoles y una patria de todos, y de lealtad, si me lo permiten, hacia mi propia obra.

Pero este profundo sentimiento de lealtad exige hoy también que se produzcan hechos que, como el que asumo, actúen de revulsivo moral que ayude a restablecer la credibilidad en las personas y en las instituciones.

Quizás los modos y maneras que a menudo se utilizan para juzgar a las personas no sean los más adecuados para una convivencia serena. No me he quejado en ningún momento de la crítica. Siempre la he aceptado serenamente. Pero creo que tengo fuerza moral para pedir que, en el futuro, no se recurra a la inútil descalificación global, a la visceralidad o al ataque personal porque creo que se perjudica el normal y estable funcionamiento de las instituciones democráticas. La crítica pública y profunda de los actos de Gobierno es una necesidad, por no decir una obligación, en un sistema democrático de Gobierno basado en la opinión pública.

Pero el ataque irracionalmente sistemático, la permanente descalificación de las personas y de cualquier solución con que se trata de enfocar los problemas del país, no son un arma legítima porque, precisamente pueden desorientar a la opinión pública en que se apoya el propio sistema democrático de convivencia.

Querría transmitirles mi sentimiento de que sigue habiendo muchas razones para conservar la fe, para mantenerse firmes y confiar en nosotros los españoles. Lo digo con el ansia de quien quiere conservar la fuerza necesaria para fortalecer en todos sus corazones la idea de la unidad de España, la voluntad de fortalecer las instituciones democráticas y la necesidad de prestar un mayor respeto a las personas y la legitimidad de los poderes públicos.

Yo por mi parte, les prometo que como diputado y como militante de mi partido seguiré entregado en cuerpo y alma a la defensa y divulgación del compromiso ético y del rearme moral que necesita la sociedad española.

Todos podemos servir a este objetivo desde nuestro trabajo y desde la confianza de que, si todos queremos, nadie podrá apartarnos de las metas que, como nación libre y desarrollada nos hemos trazado.

Se puede prescindir de una persona en concreto. Pero no podemos prescindir del esfuerzo que todos juntos hemos de hacer para construir una España de todos y para todos.

Por eso no me puedo permitir ninguna queja ni ningún gesto de amargura. Tenemos que mantenernos en la esperanza, convencidos de que las circunstancias seguirán siendo difíciles durante algún tiempo, pero con la seguridad de que si no desfallecemos vamos a seguir adelante.

Algo muy importante tiene que cambiar en nuestras actitudes y comportamientos. Y yo quiero contribuir, con mi renuncia, a que este cambio sea realmente posible e inmediato.

Debemos hacer todo lo necesario para que se recobre la confianza, para que se disipen los descontentos y los desencantos. Y para ello es preciso convocar al país a un gran esfuerzo. Es necesario que el pueblo español se agrupe en torno a las ideas básicas, a las instituciones y las personas promovidas democráticamente a la dirección de los asuntos públicos.

Los principales problemas de España tienen hoy el tratamiento adecuado para darles solución. En UCD hay hombres capaces de continuar la labor de Gobierno con eficacia, profesionalidad y sentido del Estado y para afrontar este cambio con toda normalidad. Les pido que les apoyen y que renueven en ellos su confianza para que cuenten con el necesario margen de tiempo para poder culminar la labor emprendida.

Deseo para España, y para todos y cada uno de ustedes y de sus familias, un futuro de paz y bienestar. Esta ha sido la única justificación de mi gestión política y va a seguir siendo la razón fundamental de mi vida. Les doy las gracias por su sacrificio, por su colaboración y por las reiteradas pruebas de confianza que me han otorgado.

Quise corresponder a ellas con entrega absoluta a mi trabajo y con dedicación, abnegación y generosidad. Les prometo que donde quiera que esté me mantendré identificado con sus aspiraciones. Que estaré siempre a su lado y que trataré, en la medida de mis fuerzas, de mantenerme en la misma línea y con el mismo espíritu de trabajo.

Muchas gracias a todos y por todo.

Este discurso ha formado parte de este blog desde su creación. Sirva hoy su reproducción como humilde homenaje póstumo a la figura del Presidente Adolfo Suárez, con motivo de su fallecimiento el 23 de Marzo de 2014.

7 de febrero de 2014

Jumilla Enamora


Subido el 14/01/2010

Jumilla se convierte en la Capital del Amor todos los años, entorno al 14 de febrero. La ciudad se engalana y saca a la calle todos sus encantos, para convertirse en un destino ideal donde pasar un fin de semana inolvidable. Los restaurantes y hoteles preparan menús, tapas y hospedaje especiales para enamorados. El Jardín del Rey D. Pedro se convierte en un Edén y se organiza un Mercado de Enamorados, donde los artesanos exponen productos exclusivos. Los comerciantes decoran sus establecimientos y elaboran descuentos para la ocasión. Se realizan visitas guiadas gratuitas por nuestras rutas del vino. Las pastelerías realizan miles y miles de Kilos de rollos de amor. Grupos musicales van de un lado a otro de la ciudad dando serenatas para conquistar al ser amado. Se organiza un Concurso de Cartas de Amor...En definitiva, toda la ciudad se preparara para recibir a turistas y visitantes y ofrecerles destino de pasión, romanticismo y amor.

(Al parecer esta fiesta ha dejado de realizarse en los últimos años, esperemos que pronto se recupere)
C E R C A N Í A S... ALB-JUM-ALC (Breve comentario sobre cosas cercanas)

6 de noviembre de 2013

¡Se rozó la tragedia por la negligencia del Alcalde!


El viento huracanado que sufrió Jumilla el día de ayer, ha provocado el desgarre de una de las ramas del árbol situado frente al mercado municipal, apenas unos minutos después de haber terminado el mercado semanal. Algo que podríamos pensar que se trata de un hecho fortuito e imprevisible, sin embargo, nuestra visión privilegiada nos permite afirmar, que este árbol, con más de un cuarto de siglo de vida, no ha sido podado en los dos últimos años, con un crecimiento de las ramas extremadamente peligroso para la seguridad de los numerosos vecinos que transitan por la zona. 

No es culpa de los jardineros, a quienes en varias ocasiones nos hemos dirigido los vecinos, haciéndoles ver el peligro que conlleva la falta de poda en árboles tan frondosos, la respuesta siempre era la misma: "¡yo voy donde me mandan!". Por ello, hoy, que ocho trabajadores se afanan en podar y retirar el árbol, que ayer mismo lucía en la plaza de abastos, me permito decirle al Alcalde de Jumilla que su ineficacia y falta de previsión en el mantenimiento de los jardines, ha provocado que se halla rozado la tragedia, además de generar un gasto fácilmente evitable y sobre todo, que esa dejadez ha ocasionado la perdida de un árbol.

No es broma Alcalde, la seguridad de los vecinos está por encima de la austeridad y mucho más todavía, por encima de las ramas de un árbol, así que, ahora que se acerca el tiempo de la poda, ¡haber si podamos más! porque sino, ¡los trabajadores van a tener que trotar!

C E R C A N Í A S... ALB-JUM-ALC (Breve comentario sobre cosas cercanas)

17 de septiembre de 2013

La segunda metedura de pata del Alcalde de Jumilla en el Centro Roque Baños


En artículos anteriores, ya avisábamos de la imprudencia del Alcalde de Jumilla al poner en riesgo la subvención de 405.000 € recibida para la construcción del edificio "Centro Sociocultural Roque Baños" y del que recibimos respuesta en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, del día 9 de Septiembre de 2013. Como el Alcalde de Jumilla tan solo se ocupó de intentar desprestigiarnos en lo personal, en lugar de contestar a la cuestión que se le planteaba, contestaremos a la Teniente de Alcalde, que en ese momento demostró tener más altura institucional que el propio Alcalde, aunque esté equivocada en su argumento.

Nos dice Alicia Abellán que no procede devolver la subvención del Ministerio de Administraciones Públicas concedida para la construcción del citado centro porque se otorgó, y cito textualmente: "para favorecer la actividad de la sociedad civil". ¡Efectivamente hija mía!, ¡por eso, precisamente si nos podrían obligar a devolverla!, ¡porque se otorgó con ese fin concreto!, ¡y no, para otro fin distinto!, como bien se puede comprobar en la página del Ministerio: Proyectos de Participación en la Sociedad Civil  ¡Ojalá que eso no ocurra!. Debería usted saber, que sociedad civil es un concepto acuñado por Alexis de Tocqueville en el siglo XIX, para referirse a las asociaciones que trabajan sin ánimo de lucro para mejorar  la sociedad. Actualmente, con la aparición de nuevas formas de participación, el concepto "Sociedad Civil" se utiliza de manera más amplia, para referirse a las asociaciones, a las ONG y a las Fundaciones. Es más, en el ámbito jurídico, sociedad civil es lo opuesto a sociedad mercantil. Y es por ello, debo decirle, que se solicitó al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas esta subvención, para la construcción de un centro destinado a que las asociaciones de Jumilla (en presente y futuro) puedan desarrollar adecuadamente sus fines y actividades. Y así, se reflejó como finalidad única y principal en los documentos de solicitud y posteriormente, en los de justificación de dicha subvención.

En cuanto a la 2ª metedura de pata del Alcalde de Jumilla en todo este asunto, lo podemos demostrar, clara y objetivamente a través de lo dispuesto en la "Ordenanza Municipal Reguladora de la Cesión de Uso Locales Municipales", publicada en el BORM el 26 de Abril de 2010 y que al día de la fecha está plenamente en vigor, y que se rige, entre otros, los locales del edificio "Centro Sociocultural Roque Baños". Esta ordenanza, fue aprobada por el Ayuntamiento pleno, por unanimidad y por ende, con el voto a favor del actual Alcalde, Enrique Jiménez, entonces en la oposición. La citada Ordenanza en su artículo 3, titulado "Formas de cesión de uso", indica: "3.1 La cesión de uso de los locales municipales objeto de esta Ordenanza, serán con carácter gratuito, sin que en ningún momento pueda considerarse que la misma constituya un derecho económico o arrendatario a favor de cualquiera de las partes..." Por tanto, contradice totalmente la intención actual del gobierno local, de arrendar dos salas del edificio Centro Sociocultural Roque Baños, ya que están incluidas en el catálogo de Locales Municipales de Jumilla, aprobado también por unanimidad.

Pero, la Ordenanza todavía va más lejos y en su artículo 4."Entidades Beneficiarias". dice: "...será condición indispensable que la entidad solicitante sea una asociación sin ánimo de lucro inscrita en el Registro Municipal de Asociaciones del Excmo. Ayuntamiento de Jumilla...". Querido Alcalde, me consta su ignorancia en algunos temas, en éste en concreto, ¡casi llega a ser total! Pero, ¡háganos un favor al pueblo de Jumilla!, ¡revíselo hombre!, ¡revíselo! Pues, en el ánimo de todos, ¡está el deseo de avanzar! Ahora eso si, ¡sin destruir lo que ya tenemos! Y sobre todo, ¡no queremos que usted cometa un fraude de ley!

C E R C A N Í A S... ALB-JUM-ALC (Breve comentario sobre cosas cercanas) Etiquetas: , , , , , ,

Publicado en La Opinión de Murcia y  Periódico Siete Días Jumilla

8 de septiembre de 2013

Jumilla puede verse abocada a devolver una subvención de 400.000 Euros


La imprudencia del Alcalde Enrique Jiménez puede conducir a un fiasco económico para el Ayuntamiento de Jumilla, cuyas dimensiones pueden ser nefastas en la recuperación de la economía local. El gobierno de España concedió, a través del Ministerio de Administraciones Públicas una subvención al Ayuntamiento de Jumilla, presidido entonces por Francisco Abellán, por una cuantía de 405.000 Euros para la construcción de un edificio socio cultural que albergara a los colectivos de Jumilla, con el fin de fomentar la Participación Ciudadana, objeto de está línea de subvención.

El edificio, denominado "Centro Socio-Cultural Roque Baños", viene alojando desde su inauguración a distintas asociaciones y colectivos de nuestra ciudad, que con el espíritu de trabajar sin ánimo de lucro, dedican sus esfuerzos a la sociedad y a la cultura de Jumilla. Cumpliéndose de esta manera, el objeto de la subvención solicitada y cumpliendo por tanto, con los colectivos que lo demandaban, así como con el Gobierno de España que lo fomentaba.

Que en tiempos difíciles, se hace preciso fomentar  la cultura y el conocimiento al tiempo que la creación de empleo e incluso la investigación, es algo que nadie pone en duda. De ahí, que nos parezca loable la puesta en marcha de un vivero de empresas en Jumilla. Al vivero se han aportado cuatro naves industriales, que el anterior equipo de gobierno tuvo la visión de construir con este objetivo y que por fin se ponen en marcha con la continuidad del proyecto en la actual legislatura. Ahora bien, que esta iniciativa se vea complementada con el destino de dos oficinas, hasta ahora locales del edificio socio cultural, para ser alquiladas por el Ayuntamiento a empresas con animo de lucrarse, nos parece incurrir en una posible malversación de los fondos públicos que en la cuantía de 405.000 euros fueron aportados al Ayuntamiento de Jumilla con otros fines, muy, muy distintos. Y que ahora pueden estar incluidos, entre los supuestos de reintegro que establece la ley 38/2003 de 17 de Noviembre, General de Subvenciones.

Desde este blog, apostamos por la Participación Ciudadana, por los colectivos y asociaciones, apostamos también por las empresas que ya existen en nuestro municipio, las cuales esperan medidas de reactivación desde hace mucho tiempo. Apostamos, claro que si, por la creación de nuevas empresas, siempre hemos defendido el crecimiento y reprobado la austeridad. Ahora bien, nunca vamos a defender la mala gestión, la malversación de fondos públicos, la falta de iniciativa para construir valor añadido en la ciudad, en definitiva la desgovernanza. 

El ayuntamiento de Jumilla ha destapado la caja de los truenos al poner precio al alquiler de los despachos municipales, porque ahora me pregunto, como muchos otros ciudadanos: ¿sería más rentable para los ciudadanos, alquilar a empresas privadas, los despachos del Alcalde o de algún concejal, al precio de 9 Euros el metro cuadrado/mes y destinar esos ingresos a obras sociales?

C E R C A N Í A S... ALB-JUM-ALC (Breve comentario sobre cosas cercanas)

Publicado en La Opinión de Murcia y en Periódico Siete días Jumilla